Identificación de manuscritos
Pericias caligráficas

Las preguntas referentes a la autenticidad y autoria de textos manuscritos, pueden resolverse analizando y comparando documentos conocidos (ejemplares) y confrontando los resultados de este estudio con los documentos cuestionados. Este examen se realiza a ojo desnudo y con ayuda de lupas y microscopios de variado poder de magnificación.

Todos los aspectos del manuscritos son considerados: tamaño, proporciones, consistencia, la falta de consistencia, la proximidad del texto a la linea de base de escritura, presión, inclinación, instrumento escritor, asi como se busca signos tales como hesitaciones, levantamientos del elemento escritor y enmiendas.

Los estandares, (también llamados ejemplares, documentos indubitados, etc.) son los textos manuscritos conocidos, de origen verificable y que la ley considera auténticos, utilizados para comparación respecto a los documentos discutidos

Es importante recordar que, en un examen que involucra textos manuscritos, depende del estandar la posibilidad de resolver el caso. Si el perito tiene pocos estandares, o si los mismos no cumplen con los requisitos necesarios, esto impactará en la conclusión, disminuyendo la posibilidad de arribar a resultados contundentes.

El estandar debe ser relevante, (es decir, firmas para comparar firmas, numeros para comparar numeros), contemporaneos (cercanos a la fecha del texto cuestionado), en cantidad suficiente y de preferencia, ser originales.

Asimismo, caen en dos categorias: estandares naturales (documentos recolectados anteriores al litigio, realizados ante un oficial publico) y requeridos (correspondiente al cuerpo de escritura).